Historias,  Retrato

Conexiones a través del objetivo

Mi experiencia fotográfica con Gracia Rodríguez

¡Hola a todos los amantes de la fotografía y la narrativa visual! Hoy quiero compartir con ustedes una experiencia única y enriquecedora que tuve el placer de vivir a principios de junio del 2022. No sólo se trata de fotografía, sino de cómo los lazos entre dos personas pueden convertirse en una inspiradora colaboración artística. Permítanme llevarlos de la mano a través de esta historia que me mostró la verdadera magia detrás del arte de retratar momentos y emociones.

El encuentro inesperado

Fue un día como cualquier otro cuando conocí a Gracia Rodríguez. Mi hermana me la presentó, ya que estaba interesada en hacerle una entrevista para un proyecto educativo. Mi disposición me llevó a ofrecerme como camarógrafo para la entrevista, sin siquiera sospechar lo que el destino tenía preparado para mí.

Los inicios de una colaboración fotográfica

Antes de la entrevista, Gracia y yo comenzamos a congeniar en una reunión previa. En un giro inesperado, le propuse participar en mi portafolio, ofreciéndole algunas fotos para sus redes sociales y página web. Con entusiasmo, aceptó la idea, pero acordamos esperar hasta después de sus exámenes universitarios. El tiempo pasó y finalmente, a finales de julio, nos reencontramos.

Comenzamos a capturar momentos a través de mi lente. Exploramos sus intereses y los míos, sumergiéndonos en el proceso creativo. Entre locaciones y viajes, nuestras conversaciones pasaron de ser meramente profesionales a personales y amenas. A medida que compartíamos ideas, sueños y proyectos, nuestra amistad florecía. Así es como los amigos se convierten en familia.

De sesiones fotográficas a verdaderas aventuras

Permítanme llevarlos a través de algunas de las emocionantes etapas de nuestra colaboración:

1. Primer encuentro creativo

Después de una exhaustiva entrevista para comprender sus gustos y necesidades, comenzamos a capturar las primeras imágenes. Desde retratos para sus redes hasta fotografías de pareja, mis lentes exploraron la diversidad de emociones y expresiones.

2. Descubriendo la esencia

Una semana después, tras sumergirme en su primera novela, creamos una sesión más creativa. Con un entendimiento más profundo de Gracia, capturamos momentos que resonaban con su personalidad y estilo literario.

3. La aventura al aire libre

Nuestra conexión continuó creciendo mientras emprendíamos una sesión de parejas en exteriores. Sin asistente, enfrenté el desafío de crear imágenes que reflejaran la esencia de la pareja. Con la cámara y un speedlight como mis únicas herramientas, perseguí la luz perfecta y capturé la autenticidad de la pareja en el Parque Sarmiento.

4. El encuentro con el arte

La edición posterior fue un proceso minucioso. Eliminando distracciones y puliendo detalles, cree un conjunto de imágenes que narraban una historia única. La reacción de Gracia al ver las fotos por primera vez fue enviarme un mensaje simple, “AMAMOS 💖”, fue el impulso que necesitaba para afirmar mi pasión por la fotografía de retratos.

Un cambio de rumbo en mi carrera fotográfica

Desde ese momento, mi enfoque cambió. Me sumergí en la fotografía de retrato con un nuevo sentido de propósito. Continué aprendiendo y creciendo a través de cursos y experiencias, perfeccionando mi habilidad para capturar la esencia de las personas a través de mi lente.

La historia de cómo Gracia Rodríguez y yo pasamos de ser extraños a amigos y colaboradores es un testimonio de cómo la fotografía puede unir a las personas. Más allá de las imágenes, es el proceso de creación y la conexión humana lo que da vida a estas historias visuales. Gracias por acompañarme en este viaje y por ser parte de mi pasión por la fotografía.

Y así, amigos y amantes de la fotografía, llegamos al final de esta historia de conexiones, colaboraciones y descubrimientos a través de la lente. Espero que hayan disfrutado de este recorrido tanto como yo disfruté vivirlo y compartirlo. ¡No olviden compartir sus propias historias de cómo la fotografía ha tocado sus vidas!

One Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enrique Navarro